Los periodistas de salud no son solo divulgadores

Los periodistas de salud no son solo divulgadores

Por primera vez en algunos años no puedo asistir al congreso de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), una cita anual en la que lo más interesante, tradicionalmente, no han sido las ponencias, en las que prima lo político -hay que dar tribunas a los mecenas- sino en los cafés y copas con los compañeros de profesión. ¿Cuál es el futuro del periodismo en salud? ¿qué credibilidad tienen los gabinetes de prensa y las agencias de comunicación? ¿existen medios independientes? Son algunas de las preguntas que con más o menos acierto hemos intentado responder en cada cita, frente a la clásica, desde el inicio de la asociación sobre qué es un informador de la salud.

rueda de prensa

ANIS se creó, a diferencia de otras asociaciones profesionales, con un carácter abierto a aquellos que comunicaran de salud, fueran o no periodistas. Médicos que escribían o locutaban sobre salud, sociólogos, publicistas… todo aquel que, con independencia de su formación, trabajara en el ámbito de la información tenía cabida o se podía sentir identificado con esta casa madre en la que muchos rostros se han mantenido año tras año, a pesar del panorama convulso de los medios. Y los periodistas, a pesar de mantener el orgullo por nuestra profesión, tampoco nos sentíamos incómodos por navegar en el mismo bote ya que, al fin y al cabo, estuviéramos en un medio o en una agencia de comunicación, todos nos movíamos en las mismas aguas de la información contrastada y objetiva (hasta donde puede serlo).

Sin embargo, la popularización de las redes sociales y los blogs ha traído consigo un fenómeno que hasta unos años atrás era anecdótico en este campo, salvo en el terreno reservado de los columnistas: la opinión. En la salud 2.0 todos manifestamos nuestra opinión: los médicos, los enfermeros, los farmacéuticos, los gestores, los pacientes y, por supuesto, los periodistas (en sus blogs y cuentas de redes sociales). Si en un medio de comunicación la información suele estar diferenciada (aunque el “periodismo de camiseta“, como etiquetó Tata Martino, siempre ha existido), en un post, en un tuit o en una cuenta de Facebook las fronteras se diluyen casi por completo.

El pediatra Jesús Martínez se pregunta en su blog quién avala la credibilidad de los informadores de la salud y señalaba que a los blogueros independentes como él les mueve el deseo de divulgar. La labor de los periodistas, apunta, es indagar. Coincido con él. Esa tarea no debe perderse, junto con la de contrastar y divulgar. Buscar fuentes no es terreno exclusivo del periodista, siempre ha habido profesionales o particulares capaces de encontrar datos objetivos inéditos de interés en los archivos, en la Historia o en las hemerotecas. El Big Data va a hacerlo incluso más fácil para cualquiera. Divulgar, con la camiseta puesta o no, es una labor que el periodista se está acostumbrando a compartir con otros actores. Sólo le queda el contraste de fuentes, lo que aún le permite proclamar su oficio con orgullo frente a opinadores interesados en una sola versión. Es lo que le permite construir su reputación.

Es posible que los medios acaben desapareciendo, como apuntan algunos gurús desde que apareció Internet, y cada profesional deba responsabilizarse de su propia credibilidad. Sin embargo, sin el amparo de un medio (y aún con esas) resulta difícil mantener la independencia y, al mismo tiempo, obtener ingresos a través de la publicidad. O quizá no: la clave puede ser sencilla. Como el fundador de Amazon, Jeff Bezos, dijo a los periodistas del Washington Post tras comprarlo, hay que centrarse en los lectores, no en los anunciantes. A Amazon no le ha ido mal así.

Así que contestando a la pregunta del doctor Martínez sobre si tenía sentido que blogueros médicos y periodistas se unan y participen en foros de debate mi respuesta es sí. ¿Son lo mismo? Por supuesto que no. Todos nos enriquecemos en el debate de la divulgación de salud que nos aporta la salud 2.0 pero para que eso ocurra cada uno tiene que aportar desde su experiencia y conocimientos.

No Comments
Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies