Las redes sociales amplían el impacto de la investigación

Las redes sociales amplían el impacto de la investigación

Un estudio publicado en PlosOne ha puesto de manifiesto lo que, por otro lado, parece obvio pero había poca evidencia al respecto: las redes sociales amplían el impacto de la investigación, en este caso en el ámbito del dolor. Los autores, de la Universidad de South Australia, demostraron que el uso de  medios sociales – Facebook, Twitter, LinkedIn y ResearchBlogging.org-, con el fin de liberar un artículo en las ciencias clínicas del dolor aumenta el número de personas que quieren verlo y descargarlo.
PloS One
En general, cualquier persona interesada en acceder a artículos de investigación, o bien utiliza una base de datos de investigación como Pubmed o Scielo, disponible en español, o está suscrito, de forma individual o a través de alguna institución a alguna revista científica. Sin embargo, a veces es complicado encontrar el tiempo y los conocimientos para discernir lo relevante de lo que no lo es entre los miles de estudios, y muchos de ellos son de pago, como explican los autores de la investigación.
En cuanto a los medios de comunicación social, no depende del acceso a la base de datos. Los usuarios tienen la información a través de personas que han decidido seguir en base a intereses comunes o relaciones personales. Los investigadores en Australia trataron de determinar si este aspecto único de los medios sociales podría ser utilizado para aumentar la difusión de la investigación.
Los investigadores seleccionaron artículos utilizando cuatro criterios de inclusión relacionadas con las ciencias clínicas del dolor, publicado por primera vez en línea entre 2006 y 2011, de interés para los lectores de un blog de ​​grupo de investigación ( bodyinmind.org ). Los artículos fueron asignados aleatoriamente a cuatro investigadores que escribieron blogs en ​​ellos, con artículos de aproximadamente 500 palabras y un enlace a la versión en línea del artículo. Estos blogs se asignaron al azar dos fechas: una fecha para un lanzamiento de medios sociales y una fecha como un control. El control no está bien explicado por los investigadores, y parece representar un periodo en el que se está haciendo nada para promover el artículo. Los investigadores enviaron sus mensajes de blog para researchblogging.org, Facebook, Twitter y LinkedIn por la mañana temprano (6-7 am) o tarde por la noche (11 p.m.-02 a.m.)
La innovación clave en este proyecto de investigación fue el uso de los medios sociales para impulsar la divulgación de las investigaciones a los usuarios finales en lugar de esperar en los usuarios finales “extraer” la información de una base de datos. El principal resultado fue un aumento estadísticamente significativo de vistas y descargas HTML y PDF una semana después de las entradas del blog.
Una mejor difusión de la investigación puede ahorrar tiempo de los profesionales de la salud al mejorar la eficiencia de la recogida de información. Esto es útil para los sistemas de atención de salud, porque es una de las muchas maneras en que un sistema de salud puede mejorar su calidad. La mejora de la difusión de la investigación también podría ofrecer beneficios para el público.En el caso de los pacientes o consumidores, las redes sociales pueden ser utilizadas para enviar no sólo artículos de investigación, sino también para hacerla más compresible.
En este sentido, una de las funciones de las agencias de comunicación especializadas en salud es poder ofrecer servicios de redacción de artículos científicos adaptados a la población.
 

1 Comment
  • Avatar
    investigación salud
    2 octubre, 2013

    Totalmente de acuerdo con Carlos Mateos. Tenemos que aprovechar el marco que nos proporcionan las nuevas tecnologías para difundir y potenciar las investigaciones como las del ejemplo. Un saludo y gracias, Laura Garcia Navas.

Leave a Comment