La clínica del futuro cobrará por valor y no por servicio

La clínica del futuro cobrará por valor y no por servicio

La única razón real para tener hospitales en el futuro será por sus unidades de cuidados intensivos si se adopta la medicina digital, según el doctor Eric Topol, considerado uno de los líderes de opinión más influyentes en la eSalud. La teleasistencia de los pacientes hará innecesarias consultas y camas que ahora mismo están saturados. Pero para eso debe cambiar el modelo de gestión y basarse en el pago por valor y no por servicio, como asegura en Forbes David Chase, de la empresa de servicios médicos en la nube Avado.

Un hospital que adopta el pago por servicio es como un hotel, trata de obtener cuantas más hospitalizaciones mejor y lograr una ocupación del 100%. Uno que lo hace por valor considera un fracaso la hospitalización de un paciente que atiende de forma remota.

En Dinamarca, se dieron cuenta de que la mayoría de las personas no estaban cumpliendo su voluntad al final de su vida: morirse en casa rodeados de familia y amigos y libres de dolor. Un cambio en el enfoque del sistema hizo que se pasara de que más de la mitad de las personas murieran en las clínicas a que el 92 % pasara sus últimos días en su casa, de acuerdo a sus deseos. Una combinación de telemonitorización, videoconferencias y visitas a domicilio lo hizo posible. Además, con un importante ahorro.

David Chase propone a los gestores sanitarios fijarse en lo que ha sucedido con el modelo de negocio de los periódicos. Hace 15 años los editores de diarios conocían el cambio dramático que estaba en marcha e incluso algunos de ellos adoptaron decisiones tácticas, pero no repensaron su negocio. Algunos compraron otros periódicos y asumieron deudas. La pertenencia de equipos de impresión y las barreras a la entrada de capital hicieron perder ingresos. Se preocuparon por la competencia de otros periódicos en lugar de fijarse en las páginas web que preferían sus clientes, libres de cargas, y que también proporcionaban noticias. La tecnología que revolucionó el negocio no procedía de los proveedores de tecnología de la información habituales sino de otros tan sencillos y económicos como WordPress.

Se sigue invirtiendo en grandes y costosos edificios para la atención sanitaria en lugar de hacerlo, con un coste infinitamente menor, por sistemas de atención domiciliaria. En el sistema público el cambio de modelo requiere un cambio de mentalidad, para el que es necesario comunicar las ventajas de la eSalud. Sin embargo, el problema al que se enfrentan muchos centros médicos privados es la remuneración de las compañías de seguros. ¿Cómo se contabiliza el pago por valor y no por servicios?

Ese problema lo intentan abordar en Estados Unidos donde la sanidad privada está mucho más desarrollada. Los centros que tienen más ingresos y rehospitalizaciones son penalizados por las aseguradoras. También se contemplan otras opciones, como el pago por paciente atendido a distancia, con independencia de los servicios que utilice.

En cualquier caso, para que el sistema sanitario sea más eficiente y económico hay que invertir en tecnologías que permitan la monitorización de los pacientes, la comunicación e interoperabilidad de los profesionales de la salud y la gestión de costes en la nube por gestores sanitarios y aseguradoras. Y que todos ellos sepan que existen. La comunicación es clave.

1 Comment
  • Avatar
    EnferEvidente
    4 enero, 2014

    Hola Carlos; coincido en que los actuales centros de prestación de servicios han de dejar de ser valorados por sus “productos intermedios” y empezar a ser ponderados por sus resultados en la salud de las personas
    La denominación tiene relevancia para mí porque un resultado en “valor” puede ser muy distinto a un resultado en salud.
    Como bien sabes en España actualmente la gran mayoría de la atención sanitaria se presta dentro de un sistema de aseguramiento público y con medio públicos; ninguno de estos elementos tiene interés ni encuentra relevancia en llevar la atención sanitaria (a los procesos agudos principalmente) al usuario y los usuarios sólo tendrían interés en ‘traer’ esa atención a su medio si conlleva ahorro de costes cosa demostrable sobre el papel, pero no en la práctica dado que el coste del seguro público actual es “invisible” mientras que un seguro que cubriese una asistencia de este tipo sería un pago a mayores.
    Pero si existen otras ventajas que tal vez administración y usuarios deberían conocer. Una de ellas tiene que ver con la atención a procesos crónicos que ya se está trabajando tal vez con demasiados “pilotos” y poca transparencia en sus resultados “en salud”. Otra es la eliminación del riesgo que ahora conlleva un ingreso en un centro sanitario o el simple cambio de dispositivo asistencial (habría también nuevos riesgos que deberíamos saber prevenir)
    De todos modos esta transición ya está iniciada y traerá consigo nuevas barreras y falta de equidad pues hay tecnologías de red (4G, Cable de fibra…) que aún no llegan a un porcentaje de la población y hay grandes bolsas de usuarios que carecen de recursos económicos y de conocimientos para hacer uso de estas tecnologías por intuitivas que sean…

Leave a Comment