El profesional de la Salud necesita cuidar su reputación on line (I)

El profesional de la Salud necesita cuidar su reputación on line (I)

Continuando con nuestros posts dedicados a la importancia de la reputación on line en el ámbito de la Salud hemos preguntado en esta ocasión a  expertos destacados en Salud 2.0. Todos coinciden en la necesidad que tiene el profesional de la Salud (y las empresas sanitarias) de cuidar su reputación on line para que ésta sea positiva y no perjudique su credibilidad y, por tanto, el desempeño de su profesión. Una buena reputación on line  es, además, una oportunidad para dar a conocer su labor, generar oportunidades de trabajo y más clientes. He aquí las respuestas de Esther Gorjón, Chema Cepeda y David Cortejoso a nuestras tres preguntas sobre reputación on line. Mañana, más expertos.
1.- ¿En qué medida crees que es importante y te preocupa la reputación on line en tu trabajo?
2.- ¿Qué consecuencias puede tener una mala getión de la reputación on line?
3.-¿Qué herramientas y redes crees que pueden ser más útiles para crear y mantener una reputación on line positiva y por qué?
Esther-Gorjón-150x150Esther Gorjón (@jesterhannyEnfermera. Especialista Universitaria en Urgencias y Emergencias, instructora acreditada de todo tipo de cursos relacionados con el Soporte Vital y la Atención al Politraumatizado y colaboradora eventual en manuales de urgencias.
1.- Creo que en el tiempo en el que vivimos, la era de la hiperconectividad, de la globalización, es fundamental una buena gestión personal de la reputación digital. Aunque en tu trabajo diario no afecte o no sea importante, en cuanto abres un perfil en una red social ya estás generando información sobre ti. Si además eres una persona activa, que le gusta crear contenidos, opinar, establecer conexiones, esa gestión de la reputación on line se vuelve una obligación. Creo que de cómo administres tu identidad digital puede derivarse tu reputación on line. Quizá en tu trabajo no sea importante, pero si lo será para que te genere oportunidades  de trabajo o de colaboración en el futuro. O quizá no lo sea en este momento y sí lo sea en un futuro, por lo que es necesario cuidarla desde el principio, porque hacer desaparecer algo de la red es muy complicado. En mi caso particular me preocupa bastante el tema de la reputación on line e intento cuidar lo que publico en la web. No significa que no sea transparente ni de una imagen distorsionada, pero siempre procuro pensar dos veces antes de lanzarme a publicar alegremente, sobre todo en relación a determinados temas. Una opinión sacada de contexto también puede perjudicarte.
2.-Creo que una de las mayores consecuencias es una pérdida de credibilidad, tanto a nivel personal como profesional. Además, a nivel profesional nos puede afectar bastante a la hora de acceder a ofertas laborales o colaboraciones, ya que hoy en día es una práctica habitual tanto teclear el nombre de una persona en un buscador para tener más datos de ella como investigar sus perfiles en redes sociales. Como dije anteriormente, una mala gestión de tu propia identidad digital puede suponerte un problema, igual que todas las opiniones generadas en la red con motivo de tus actuaciones. En nuestro día a día estamos en una constante interacción offline/online y esto tiene consecuencias inmediatas para nuestra reputación online.
3.-Creo que cualquier herramienta o red social bien utilizada y cuidada puede ser útil para mantener una reputación on line positiva. La cuestión es más bien el cómo las utilizas que cuáles utilizas. No obstante, es cierto que hay redes sociales más o menos profesionales, algunas son exclusivas y quizá en ellas el cuidado debe ser mayor, pero a día de hoy creo que debes cuidar tu presencia en cualquier sitio on-line.
Chema-Cepeda-150x150Chema Cepeda (@ChemaCepedaEnfermero y  Experto Universitario en Atención inicial a Urgencias y Emergencias por la Universidad de Salamanca, e instructor en Soporte Vital Básico y Avanzado por la Junta de Castilla y León. 
1.-Considero que la reputación digital es un buen medio para visibilizar el trabajo de los profesionales sanitarios. No solo por el reconocimiento personal, sino que va más allá, permitiendo conectar con pacientes y profesionales que puedan  relacionarse con nuestro trabajo.
Tener una reputación sólida en Internet te permite construir una red de contactos profesionales, que redundan en un mejor desempeño profesional, ya que pone a nuestro alcance información muy segmentada.
 2.-Para un profesional, una mala gestión puede mantener la invisibilidad en Internet y no aprovechar las ventajas que tiene una buena presencia.
Para una institución o empresa, las consecuencias pueden ser peores, al no dar respuesta a sus pacientes o clientes.
3.-La creación de un blog y la participación en grupos relacionados en redes sociales, constituyen una forma muy buena para empezar a construir una reputación online.
Y para generar contactos Twitter es la red más potente, por su inmediatez y la posibilidad de seguir temas y conversaciones. LinkedIn también puede ser una buena opción para encontrar personas y empresas relacionadas con nuestro ámbito profesional.
David-Cortejoso-150x150David Cortejoso (@adlgtPsicólogo y enfermero del trabajo. Técnico Superior en SEO y posicionamiento web. Community Manager de diversas webs.
1.-La reputación online actualmente es uno de los valores más importantes, tanto de profesionales como de empresas, ya que, en la actualidad, cualquier usuario antes de contactar con un profesional o comprar un producto, hace una pequeña labor de investigación acerca de la marca o del profesional en Internet, de las experiencias de otros usuarios, de comentarios, etc.
Internet se ha convertido en un portal imprescindible para empresas y profesionales con el que dar a conocer su labor. Nuestra actuación en la Nube determina nuestra e-reputación y eso influye en nuestros potenciales clientes y en nuestra propia credibilidad ante ellos.
Pero no solo influye de cara al exterior, el gestionar y tener una buena e-reputación influye en el propio profesional o empresa, mejorando su motivación y su autoestima, cuestiones ambas que repercutirán en su labor.
2.-Son obvias, una mala gestión de la e-reputación ocasiona una mala imagen en el mundo físico, no solo en el virtual, con lo que hay una pérdida de clientes reales y potenciales.
No responderles cuando preguntan o demandan un servicio, utilizar todos los canales de la misma forma o para transmitir la misma información, no ofrecer nuevos servicios o nuevos valores a tu actividad, ser un “spammer”, son errores bastante comunes de la actividad de muchos profesionales y empresas en la Red.
3.-En la actualidad existe mucha cantidad de herramientas online para poder gestionar tu reputación, saber lo que se está comentando de ti en redes, foros, etc. Pero, en mi opinión, lo que mejor funciona para conseguir una buena reputación online, es seguir unas buenas directrices de actuación en la Red. De esta forma podríamos hablar de:
– Calidad de los contenidos de lo que compartes en la red. Por desgracias estamos inundados de empresas, webs y profesionales que cuidan muy poco la información que comparten, fijándose mucho  más en técnicas SEO poco recomendables de cara al visitante.
– Cercanía con el cliente: atender a sus demandas, dudas, sugerencias y de forma personal.
– Hacer un buen trabajo SEO de posicionamiento pero desde las buenas prácticas.
– Participar en foros especializados y en redes sociales. Para mí, hoy en día, se hace imprescindible estar en Facebook, Twitter y        Linkedin, como profesional o empresa.
– Monitorizar la reputación online a través de la gran variedad de herramientas disponibles en la actualidad.
– Y lo último, también imprescindible, tener preparados planes de acción ante posibles comentarios negativos, campañas de desprestigio, bulos, etc.

No Comments
Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies