Los pacientes desconfían de los médicos que se apoyan en aplicaciones

Los pacientes desconfían de los médicos que se apoyan en aplicaciones

Un estudio realizado a principios de este año en la Universidad de Missouri demostró que la mayoría de las pacientes tuvieron una mala opinión de los médicos que hacen uso de la tecnología de apoyo a la decisión clínica, como aplicaciones.
Los investigadores encontraron que los pacientes vieron los médicos que usan estas tecnologías como algo menos capaces que los que no lo hacen. Vieron las herramientas informáticas como impersonales, y pensaban que los sistemas eran una barrera entre ellos y sus cuidadores.
“Ésa es la manera equivocada de pensar”, asegura John Hoyt, vicepresidente ejecutivo de HIMSS Analytics.”Tienen que entender que no está adoptando el punto de vista de su médico”, afirma. “Es una ayuda y un recordatorio de la última revisión de expertos, consejos y alertas de buenas prácticas, etc”.
Puede ser aglo “delicado”, reconoce Hoyt, porque puede sugerir, “inconscientemente, que su médico es deficiente, que tiene un cerebro humano – lo que puede ser una sorpresa para algunas personas”. Pero lejos de ser un truco o una muleta en la que apoyarse, se trata de un soporte de decisiones, que es una herramienta esencial en el arsenal del médico. Especialmente hoy en día.
“Las cosas se complican”, señala. “Un buen médico sale fuera y busca en la literatura. Antes, pasaba el tiempo en la biblioteca médica. Pero ahora puede tenerlo enfrente, en el momento”. Sin embargo, el diseño de las tecnologías aplicadas a la decisión clínica debe proporcionar información relevante – en el momento y lugar correcto – sin arriesgarse a fatigar al médico “es un arte”, destca Hoyt.
Una de las demandas más frecuentes de los pacientes es que el médico les mire a los ojos. La tecnología no debe dificultar esa mirada sino facilitarla. Pero eso requiere de educación al paciente (mostrándole para qué se utiliza y compartiendo contenidos con él) y educación al médico, para que la utilice con naturalidad. Consultar el móvil semiocultándose da la impresión de que se emplea para enviar un mensaje y no para consultar la última revisión bibliográfica.
See on www.healthcareitnews.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.