Decálogo de uso de redes sociales para profesionales de la salud

Decálogo de uso de redes sociales para profesionales de la salud

Decálogo de uso de redes sociales para profesionales de la salud
Puntúa este artículo

Las redes sociales aplicadas a la salud, la salud 2.0, permiten a los profesiones sanitarios transmitir su experiencia a un rango amplio de personas, conocer mejor las necesidades de sus pacientes, actualizar sus conocimientos y acceder a colegas o autoridades relevantes en sus respectivos campos, entre otras ventajas. Sin embargo, a menudo surgen dudas sobre los límites entre lo que se puede comunicar y lo que no. Por ese motivo, desde la agencia COM Salud hemos un decálogo de recomendaciones en el manejo de redes sociales para el profesional de la salud basado en las guías del General Medical Council del Reino Unido y del Colegio de Médicos de Barcelona.

redes sociales en salud

 

  1. Ética. Las redes sociales requieren la misma ética que en las relaciones profesionales con pacientes y otros colegas.
  2. Consejo. La intervención en la Red debe ser como expertos en salud. Se trata de consejos que nunca sustituyen un acto médico, por lo que no pueden realizarse prescripciones.
  3. Consistencia. Las palabras permanecen en la Red para siempre. Antes de escribir hay que considerar si el texto puede resistir el paso del tiempo y no perjudicar la futura carrera.
  4. Privacidad. La confidencialidad debe mantenerse en todo momento, y ha de preservarse en textos, imágenes e, incluso, geolocalización de comentarios, con los que pudiera identificarse el paciente.
  5. Generalización. Los comentarios sobre síntomas o tratamientos deben ser genéricos, nunca sobre un paciente concreto, aunque sea éste quien nos interpele en las redes sociales.
  6. Asepsia. Las menciones a medicamentos deben ser referidas a sus principios activos, no a sus marcas comerciales y menos aún en medicamentos de prescripción.
  7. Profesionalidad. Los pacientes no son amigos en las redes sociales. El terreno personal debe separarse del profesional.
  8. Respeto. Las opiniones nunca deben ser injuriosas, descalificativas o gratuitas.
  9. Credibilidad. Cualquier conflicto de intereses respecto a las opiniones vertidas debe ser declarado, tal como colaboraciones con laboratorios u otras compañías.
  10. Regulación. Al identificarse como profesional de la salud de una organización deben seguirse sus normas de manejo de redes sociales, aunque el uso de las redes tenga lugar fuera de la misma.

 

No Comments
Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies